Presentación de candidatos para el bautismo en la próxima Vigilia Pascual

Acompañados de sus padrinos, familiares y catequistas, participaron en el rito de presentación de candidatos, en la Catedral de Málaga

El primer domingo de Cuaresma, el Obispo de Málaga, D. Jesús Catalá, presidió en la Catedral el rito de elección de los catecúmenos, con el que comienzan la última parte de su preparación para recibir los sacramentos de Iniciación Cristiana en la próxima Vigilia Pascual.

Medio centenar de catecúmenos procedentes de las parroquias de Marbella, Coín, Ronda, Valle de Abdalajís, Estación de Cártama, Torremolinos, Puerto de la Torre, Estepona, La Cala del Moral, Álora y Málaga (la Asunción, Goretti, las Flores, San José Obrero, la Victoria, San Juan, los Mártires, Santiago, Divina Pastora, Madre de Dios y San Miguel) recibieron el rito acompañados por sus padrinos, catequistas y familiares, con los que han recorrido el camino del catecumenado, así como los sacerdotes que les han acompañado en este proceso.

Varios feligreses de Melilla vivieron el mismo proceso en su parroquia, para lo que el Sr. Obispo delegó en los sacerdotes de la ciudad autónoma, según explica el responsable diocesano del catecumenado de adultos, el canónigo Felipe Reina. 

¿Qué es ese rito? ¿Por qué se hace en cuaresma?

En palabras de Jesús Hurtado, delegado diocesano de Catequesis, «el rito de la «elección» es el rito con el que comienzan los catecúmenos esta última parte de su Iniciación Cristiana para recibir los tres sacramentos en Pascua. Está presidido por el Sr. Obispo en la Catedral y lo que se pretende es que los catecúmenos inicien esta última etapa que el Ritual de Iniciación Cristiana de Adultos, el RICA, llama de purificación y de iluminación. Y así, durante la Cuaresma, estos adultos se van preparando con diversos ritos para la celebración de los sacramentos del bautismo, la confirmación y la eucaristía que recibirán en la próxima Pascua».

Como explica Felipe Reina, los adultos que han recibido el Rito de Elección, «a partir de este momento, dejan de ser catecúmenos y se incorporan al grupo de los “elegidos” que recibirán los tres sacramentos de Iniciación Cristiana en la noche santa de la Vigilia Pascual en la Catedral o en sus parroquias de origen. Durante los domingos tercero, cuarto y quinto de Cuaresma, en las Misas de sus parroquias, celebrarán los escrutinios, recibirán el Credo, el Padrenuestro y el óleo de los catecúmenos. Por otro lado, los niños en edad catequética no bautizados se han preparado durante tres ciclos litúrgicos en la catequesis de sus respectivas parroquias. Durante la Cuaresma, igual que los catecúmenos adultos, celebrarán los escrutinios y los ritos preparatorios antes de recibir los sacramentos de Iniciación Cristiana. El Obispo delega en sus párrocos para que, durante el tiempo de Pascua, reciban, en una sola celebración, estos sacramentos».

Fuente: Diócesis Málaga

Comentarios cerrados.