Extraordinario y Emotivo el Jubileo de la Pastoral de la Salud

Una celebración que quedará grabada en el corazón y la retina de todos los asistentes

El día 5 de mayo en el que la Iglesia española celebraba la Pascua del Enfermo, como clausura de dicha Campaña y con el tema: “Dar esperanza en la tristeza”, y como lema: “Convertiré su tristeza en gozo, los alegraré y aliviaré sus penas” fue la jornada elegida por la Pastoral de la Salud de la Parroquia de la Encarnación de Marbella para celebrar su Jubileo, en este tiempo extraordinario de fiesta y alegría que el Papa Francisco nos ha concedido con motivo de la Coronación Canónica de la Virgen del Carmen, patrona de Marbella.

La jornada comenzaba a las 10 de la mañana, hora en la que el equipo de voluntarios de los Bomberos de Marbella, capitaneado por Manolo Lavigne, estaban convocados cada uno de ellos en la casas de los enfermos e impedidos con mayor problema de movilidad y que juntos a miembros de la Pastoral de la Salud les ayudaban a sus traslados hasta la capilla de San Juan de Dios, lugar de encuentro y del que sería el punto de partida de la peregrinación que iba a tener lugar.

A la misma hora llegaban los enfermos de la Residencia Orpea de Puente Romano, en su furgoneta adaptada para transportarlos en sus sillas de ruedas y con acceso autorizado por la Delegación de Seguridad Ciudadana, hasta la misma plaza de la Iglesia.

Cálida acogida en la capilla San Juan de Dios, sede de la Pollinica de Marbella

Sobre las 10:15 de la mañana ya empezaba a llenarse la capilla San Juan de Dios, en la Calle Misericordia, lugar de encuentro y punto de partida de esta peregrinación.  Habían adecuado la capilla para este recibimiento, dejando los bancos  y sillas a los lados, para que hubiese mucho espacio para entrar con los enfermos en silla de Ruedas.

Fuimos recibidos por el Hermano Mayor de la Cofradía de la Pollinica Marbella, Daniel Zarzuela y otros miembros de la Junta de Gobierno de la Hermandad. Juan Carlos López, Coordinador de la Pastoral de la Salud, dio la bienvenida a todos los enfermos e impedidos asistentes, sus familiares, así como voluntarios  de la Pastoral de la Salud y Bomberos. Agradeció a Cofradía de la Pollinica que nos acogiera en su capilla, lugar de encuentro y punto de partida de la peregrinación. Por su parte Daniel Zarzuela agradeció que eligiésemos la Capilla San Juan de Dios como punto de partida de la peregrinación, trasladando a todos los asistentes que esta capilla  siempre estaría abierta a todos los enfermos de la Pastoral de la Salud y nos invitó a rezarle a su sagrados Titulares Nuestro Padre Jesús de la misericordia a su entrada en Jerusalén y María Santísima de la Paz y la Esperanza «La Pollinica» Marbella; tras las oraciones realizadas y encomienda a sus titulares iniciamos la peregrinación hacia el templo de Ntra. Sra. De la Encarnación para entrar por la Puerta Santa.

Iniciamos la peregrinación con mucho júbilo e ilusión

En la cabecera de la peregrinación iban todos los enfermos en silla de ruedas cada uno con un bombero voluntario que empujaba su silla, seguidos por las personas que iban con andadores para continuar con el resto de enfermos y familiares.

Llegada a la Puerta Santa e inicio de procesión claustral

Llegamos a la Puerta Santa y ya estaba nuestro párroco, Don José A. Sánchez Herrera esperando nuestra llegada para darnos la bienvenida y comenzar una pequeña procesión por el interior del templo hasta llegar a la capilla de la Virgen de Carmen, donde haríamos entrega de un precioso Ramo de Flores blancas que nos hizo la floristería Berrocal para esta ocasión y que llevaba en su regazo nuestra querida Antonia Mayo, que a sus 97 años es la enferma de mayor edad en este jubileo. Siendo recibida por la Hermana Mayor de la Hermandad de la Virgen del Carmen Belén Haro.

Durante la procesión cantamos a la virgen “Santa María del Camino”. Llegamos a la Capilla de la Virgen del Carmen e hicimos la ofrenda Floral, así como rezamos antes ella. Hubo momentos de mucha emoción por parte de los enfermos e impedidos asistentes.

Organización y logística impecables

La organización de la logística del evento estuvo maravillosamente coordinada por los miembros de la Pastoral de la Salud, que fueron acoplando a todos los enfermos, impedidos y acompañantes en las filas de bancos reservadas a tal efecto, dejando las cabeceras de los primeros bancos para ubicar las sillas de ruedas y andadores

Inicio de la celebración Eucarística

Dado que la celebración de esta eucaristía unía en el acto del Jubileo de la Pastoral de la Salud con la primera Comunión de algunos niños, hay que resaltar que en el ambiente reinaba el amor y la fraternidad en un acto sin fronteras ni edad.

Toda la liturgia de este encuentro fue realizada por el equipo de la Pastoral de la Salud, desde las lecturas, exceptuado la primera lectura que la efectuó el padre de unos de los niños de comunión, pasando por la canastillas en la Colecta y la Comunión a toda la Asamblea. Asi mismo las preces fueron realizadas por los niños de comunión seguido de las voces de nuestra  muy querida Palmira Martínez y las Jóvenes Gema y Adriana de la Pastoral de la Salud

Todo ello bajo la atenta y siempre entregada dirección y mirada del oficiante, nuestro párroco D. José A. Sánchez Herrera.

Las bellas voces de Beatriz y Maribel animaron con sus canciones toda la Eucaristía, cuyos cantos llenos de amor y alegría pudo corear toda la asamblea.

Así mismo se impartió el sacramento de la Unción de los Enfermos exclusivamente para los enfermos e impedidos asistentes a este Jubileo.

Sentimientos expresados con sonrisas y lágrimas incontroladas

Momentos muy intensos se vivieron durante toda la celebración quedándose grabada en nuestra mente y en nuestros corazones Las frases que al final de la jornada nos dieron algunos de los enfermos asistentes.

Desde sus sillas de ruedas y con enorme emoción Fina Carrión, de la residencia Orpea, expreso su sentir con una frase que para ella lo decía todo: “He vivido la fe intensamente”. Por su parte Antonio Mayo, la decana de este Jubileo no dijo: “Que emoción más grande he sentido”. De Miguel Ángel Lavela, compañero durante toda su vida del equipo de Liturgia, totalmente conmovido no dijo: “No he podido aguantar la emoción”

Para finalizar el acto y antes de la bendición final, Juan Carlos López, coordinador de la Pastoral de la Salud, leyó un manifiesto donde agradecía a todos los intervinientes y asistentes, de forma muy especial, a los voluntario del equipo de Bomberos que con total entrega y amor ayudaron a los traslados de los enfermos e impedidos en silla de Ruedas. Esta jornada de Jubileo que por primera vez en la historia se ha celebrado en Marbella cabe resumirla en un encuentro de Fe, Paz, Amor y Entrega que quedaba reflejado en los rostros de todos enfermos y asistentes.    

Finalizamos el acto en la plaza de la Iglesia, haciendo entrega del diploma acreditativo de haber participado en el Jubileo y algunas fotografías del grupo

Celebración de la Eucaristía del Jubileo de la Pastoral de la Salud (video)

Comentarios cerrados.