Convivencia de Final de Curso Pastoral de la Parroquia Ntra. Sra. de la Encarnación de Marbella

El pasado dia 26 de junio, los salones del Colegio María Auxiliadora II de Marbella, fueron testigos  de una convivencia de final de curso pastoral de la Parroquia de Ntra. Sra. De la Encarnación, con una asistencia cercana al centenar de amigos en la fraternidad de Cristo. El acto era esperado y deseado por todos los asistentes y muchos más que  disculparon su asistencia por motivos personales.

Tras las palabras de bienvenida y apertura del acto del Párroco y Director espiritual de todos los grupos parroquiales, D. José Antonio Sánchez Herrera, hubo una presentación personal de cada uno de los asistentes, por cuanto a nombre, grupo parroquial y profesión, a los que se les iba adjudicando un número para posterior encuentro grupal tras la charla.  Durante la intervención de D. José, Rosalía García  leyó unos párrafos del precioso libro “Mirada de Mujer, con vuestro permiso, mi Señora” del autor D. Ángel A. Chacón sacerdote malagueño. La intervención de la charla que duró una hora y quince minutos estuvo cargada de inmenso amor fraternal y una amistad de pastor entregado con exposiciones de auténtica  catequesis, adornada con los bellos cantos de Beatriz Sánchez y su grupo, coreados por la asamblea y de reflexiones motivadoras de intensa meditación. También hubo momentos para las peticiones personales.

Tras el acto de exposición, hubo media hora de descanso para que los distintos grupos pudieran encontrarse y conocerse, bajo la premisa que los temas a comentar y resumir posteriormente eran: Caminar, edificar y confesar. Cada grupo eligió un secretario encargado de pasar a D. José las conclusiones y compromisos de cada uno.

El tiempo de descanso y encuentro lo aprovecharon nuestras cámaras   para entrevistar y conocer las opiniones de personas pertenecientes a diversos grupos parroquiales:

Mientras todo esto ocurría, en el patio a la sombra de los arboles, miembros destacados de la agrupación de cofradías y hermandades preparaban un suculento menú que sería servido por ellos mismos a la  terminación del acto. Tenemos que decir que durante las entrevistas el aroma de una extraordinaria paella impregnaba el ambiente, por lo que las entrevistas tuvieron un fondo culinario exquisito. El menú preparado, estaba compuesto de una ensalada de tomate y atún con su aliño correspondiente, de una paella llena de tropezones cuyo sabor encanto a los paladares más exigentes y sandía y melón de postre. Todo un acierto de los que con amor habían preparado un catering de aplauso general.

Tuvimos ocasión de entrevistar a los máximos artífices de tan acertado y exquisito menú y servicio correspondiente, haciendo gala de cumplir con la frase de: mejor servir que ser servido, colaborando con creces a que la convivencia fuera un acierto con un deseo unánime, de que se repitan con más frecuencia y mostrando su gratitud a los artífices del acto y especialmente a su director espiritual, D. José Sánchez Herrera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.